Estás leyendo...
AUDIOVISUAL

Romper la cadena

No se crean todo lo que leen en Internet. A nuestro alcance están las herramientas necesarias para contrastar la información que nos llega por mail o una red social. Comprobar las fuentes cuesta el mismo esfuerzo que publicar un comentario o difundir una noticia. Los usuarios tienden a aplicar la ley del mínimo esfuerzo, lo que favorece actitudes impulsivas. A los bulos y rumores cabe añadir los titulares tendenciosos (cada vez más frecuentes en la “prensa seria”), que aprovechan el escaso interés de muchos internautas por leer las informaciones o entrevistas completas antes de opinar.

Estas son las recomendaciones de la Asociación de Internautas para reconocer los llamados hoax:

  1. Los hoax o bulos carecen de fecha de publicación y están redactados de la manera más atemporal posible para que pervivan el máximo tiempo circulando en la red.
  1. Los bulos o hoax son anónimos, no citan fuentes (ya que carecen de las mismas) y no están firmados para evitar repercusiones legales.
  2. Los bulos o hoax contienen un gancho para captar la atención del internauta. El éxito del bulo residirá en cuanto morboso, monetario o generador de miedo sea su gancho.

Ejemplo Hotmail: Hotmail cerrará sus cuentas. Perdida de contactos y multa de una gran cantidad de dinero (gancho miedo basado en valor monetario).

Ejemplo Actimel: Actimel es malo para la salud. Produces L. Casei y dejas de fabricar defensas. (gancho miedo basado en la salud).

Ejemplo Redbull: Redbull contiene veneno en su composición química. (gancho miedo basado en el daño a la salud).

  1. Los bulos o hoax normalmente contienen una petición de reenvío: Se solicita el reenvío para alertar a otras personas, para evitar mala suerte, para evitar la muerte, o con cualquier otro motivo. El objetivo de esta petición de reenvío reside en captar direcciones IP, crear bases de datos, realizar posteriores campañas de SPAM o simplemente difundir la información falsa el máximo posible.

Recomiendo encarecidamente seguir estas pautas. No es cierto lo que se dice tantas veces: “a lo mejor es verdad y por darle a compartir no pasa nada”. Lo menos grave que puede pasar es la copia de direcciones de correo para enviar spam o la detección de  usuarios especialmente vulnerables por su ingenuidad, que pueden caer fácilmente en las trampas de usurpadores de identidad. De ahí a intoxicar la información para influir en la opinión pública hay un paso. Las quejas contra la manipulación de los medios son constantes, pero suelen olvidar que una información veraz solo es posible si el lector asume su parte de responsabilidad.

Internet Access Here Sign

Anuncios

Acerca de JJB

Juan José Bors, realizador de audiovisuales y periodista.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Entradas recientes

Actualizaciones de Twitter

Únete a otros 934 seguidores

Licencia

Licencia de Creative Commons
Follow juanjosebors on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: