Estás leyendo...
ACTUALIDAD

Hamlet a ritmo de gaita

Imagínense la escena: Hamlet cae muerto sobre el escenario tras recitar su último soliloquio. La anunciada llegada del general Fortimbrás se acompaña de un grupo de gaitas que sube al escenario. El sonido melancólico de la música tradicional asturiana encaja de forma sorprendentemente eficaz en la obra de Shakespeare.

Se trata del estreno de Hamlet 34, en el  escenario del nuevo teatro de La Felguera, la noche del viernes 11 de marzo. La historia escrita por Shakespeare hace 400 años mantiene su vigencia: venganza, ambición, celos; temas universales que se trasladan a otras épocas y ambientes sin perder su esencia.
En esta ocasión, Tabasko teatro recrea libremente la tragedia shakesperiana, convirtiendo la corte danesa en un grupo revolucionario de la convulsa Asturias de 1934.

Más de treinta personas han trabajado delante y detrás del escenario para sacar adelante este arriesgado proyecto. Intervienen intérpretes profesionales, como la actriz y soprano asturiana Lucía Alonso, para la que el teatro de La Felguera (su localidad natal) tiene un significado especial: aquí asistió a las primeras representaciones, que despertaron en ella la vocación artística. También hay quien se sube por vez primera a un escenario, como los  jóvenes estudiantes que interpretan breves papeles de reparto. Entre ellos, resulta llamativa la presencia de un Osric convertido en mujer, una de las muchas licencias que se han tomado respecto a la obra de Shakespeare. Hamlet es Bruno Petrelli, joven argentino residente en Asturias, que dejó aparcados sus estudios de arte dramático en la ESAD Gijón para dedicarse a la producción de espectáculos.   

La noche del estreno, los miembros de la compañía no pueden ocultar los nervios. En el ensayo general fue necesario interrumpir la representación por diversos fallos técnicos y humanos. Quienes forman parte del espectáculo, saben que eso es buena señal: un ensayo general desastroso es un buen augurio. Una de las muchas supersticiones que rodean al teatro se cumple, y en la función todo sale perfecto.

“Hamlet 34” nos deja imágenes tan impactantes como la que reproduce el cartel de la obra. La calavera shakesperiana, que sustituye la granada en manos del guerrillero, refleja lo atrevido de esta puesta en escena. Su visión nos lleva a preguntarnos cómo surgió la idea de esta adaptación. Los directores de la obra, Ernesto Is y Jose Iglesias, recuerdan cómo empezó a gestarse el proyecto en una clase de producción de espectáculos del CISLAN: la propuesta de la profesora Maribel Lugilde de adaptar una escena de un clásico, se acabó transformando en la obra estrenada en La Felguera. En un tiempo record la obra fue montada, seleccionando los fragmentos que se consideraron más significativos y añadiendo un soporte audiovisual que incorpora material de noticiarios de la época. Personajes tan significativos como Ofelia, se quedaron en el tintero, a la espera de que el proyecto sea retomado y la obra se adapte tal y como sus directores desean.   

Los anacronismos son un recurso cada vez más habitual en el teatro clásico y la ópera. En este caso, se han mantenido los nombres de los personajes, cambiando la época y la ubicación geográfica. Ha sido necesario recurrir a la dramaturgia para adaptar el texto original al nuevo contexto. Un reto que supuso un estímulo para el primer montaje de una compañía de reciente creación.  

La ambientación en la Asturias de 1934 permite incorporar a la venganza de Hamlet elementos de una época difícil de la historia de España, en la que se mezclaron las luchas políticas con los rencores personales. Los autores de la adaptación quieren dejar claro que no hay intención de politizar la obra de Shakespeare: “Todo el mundo coincidió en que no había doble moral, o algún posicionamiento político”, afirma Ernesto.
El resultado dejó buen sabor de boca a sus responsables. Tras los nervios de los ensayos previos, todo salió como deseaban. “El día del estreno se quedará grabado en mi memoria para siempre -asegura Jose- Todos estábamos muy emocionados y el resultado fue magnífico”.

Tras el éxito del estreno, Tabasko teatro tiene previsto corregir y ampliar su adaptación de Hamlet. Las inmortales palabras de Shakespeare seguirán sonando en los escenarios, esta vez con acento asturiano.

Galería de imágenes de la obra.

Anuncios

Acerca de JJB

Juan José Bors, realizador de audiovisuales y periodista.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Entradas recientes

Actualizaciones de Twitter

Únete a otros 945 seguidores

Licencia

Licencia de Creative Commons
Follow juanjosebors on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: